Día Internacional de la Mujer con objetivos claros en Río Negro, Bernardi y López entre otros

Publicado el: 9 de marzo de 2017 | Por:

 

Gran respuesta tuvieron en la Provincia de Río Negro las diversas convocatorias para hacer del Día Internacional de la Mujer, una jornada de lucha, protesta y movilización. Algunos reclamos comunes unieron Viedma, General Roca y Bariloche, ciudades donde se produjeron las principales movilizaciones.

La exigencia de destitución del legislador del oficialista Juntos Somos Río Negro (JSRN), Rubén López, acusado de abuso sexual, fue una de las consignas que se repitió en los tres puntos cardinales. Además, carteles alusivos reclamaban al Gobernador Alberto Weretilneck que le suelte la mano a su aliado político.

“Fuera Lopez, Fuera!”, y “Bernardi preso” fueron los gritos que más se hicieron sentir en las calles de Viedma, este miércoles por la tarde, cuando marcharon miles de personas, mujeres en su mayoría.

La concentración se realizó a las 18 horas en Plaza San Martín, donde Mujeres Organizadas de la Comarca, la multisectorial convocante, leyó un documento reclamando por la “liberación de la opresión machista; cárcel a los asesinos y abusadores sexuales; aborto legal y libre”, y por “el fin de la precarización laboral”.

“Basta de impunidad por parte del Estado”, exigieron las mujeres, y plantearon: “Paramos porque hasta en los Poderes del Estado se cobija a los abusadores, y el legislador López es claro ejemplo de ello”.

La marcha, que ocupó mas de tres cuadras, recorrió los diferentes organismos públicos: Ministerio de Desarrollo Social, Catedral, Secretaría de Trabajo, Legislatura, Casa de Gobierno y Poder Judicial, para retornar al punto de inicio, donde cada agrupación o vecina expresó su sentir.

Organizaciones de pueblos originarios; red de socorristas que asisten a mujeres que deciden abortar; sindicatos, Grupos Trans y LGTB, así como partidos políticos tuvieron su oportunidad para compartir sus consignas: Liberación para Milagro Salas, basta de patriarcado y persecución, reivindicación de los derechos a la autorreferenciación en la identidad de género.

La plaza quedó en silencio absoluto cuando víctimas de abuso sexual que piden justicia y madres en la misma situación, narraron sus experiencias dolorosísimas y la constante revictimización a las que son sometidas por jueces y fiscales.

El ex Juez Juan Bernardi y el legislador Rubén López, estuvieron presentes en casi todos los discursos, como íconos de impunidad.

En Bariloche, en tanto, casi mil personas, en su mayoría mujeres, desafiaron el temporal de lluvia y viento que azotó la tarde. La impunidad en torno a los casos de los femicidios de Micaela Bravo, Ruth Sagaut, Natalia Báez, fueron uno de los ejes de la movilización. Esos tres asesinatos ocurrieron en 2016, y aún no tienen condena. Incluso, en el caso de Micaela, ni siquiera hay procesados.

En ese sentido, varios carteles reclamaron la declaración de emergencia en violencia contra la mujer en Río Negro, “medida a la que el oficialismo se ha negado una y otra vez, desde hace un año”, señaló a En estos días una de las participantes de la marcha.

La extensa distancia entre la escuela de Arte La Llave y el Centro Cívico, fue cubierta por las mujeres que mitigaron las inclemencias del tiempo con cánticos, consignas, carteles y organización para la lucha.

La libertad para Milagro Sala y la despenalización del aborto, fueron otras dos consignas convocantes.

“Vivas y libres nos queremos – Ni una menos”, rezaba la bandera que encabezó la marcha. Aunque otros mensajes también resonaron fuerte, pidiendo una Casa Refugio; por una interrupción del embarazo segura y legal; “Paremos la trata”, entre otros.

También hubo lugar para los cuestionamientos al video institucional promocionado por el Municipio de Bariloche. Las críticas -tras la publicación de En estos días-, obligaron al Ejecutivo a sacar de circulación de la pieza publicitaria. En ese mismo sentido, las mujeres movilizadas exigieron a la comuna mayor presupuesto para el área que desmanteló, y más recursos para la línea 102, de atención a la víctima.

Finalmente, en General Roca las principales críticas de la marcha fueron para el Obispo Marcelo Cuenca, quien dio cobertura al sacerdote Luis Alberto Bergliaffa, señalado como responsable del abuso de una menor.

Pero además, Cuenca planteó públicamente, en varias oportunidades, su rechazo a la despenalización del aborto y mantiene una postura crítica a cualquier avance que en materia de derechos reproductivos puedan obtener las mujeres. “Aborto legal” y “Ya no muero por vos”, fueron algunos de los carteles, además de banderas y mensajes pidiendo el fin de la persecusión laboral.

Centenares de trabajadoras de diversas reparticiones públicas de Río Negro, se sumaron en Roca a la movilización.

“Nosotras paramos”, planteaba la bandera que encabezó la marcha, durante la cual también se pidió por la liberación de Milagro Sala.

 

Fuente: www.enestosdias.com.ar

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.