Desde el viernes hay un femicida de Bahía Blanca detenido en Patagones

Publicado el: 23 de julio de 2018 | Por:

Sobre las 19:30 del viernes 20 de julio, Diego Hernán Rogero, acusado del femicidio de Aída Rosa Caballín, arribó a la ciudad de Carmen de Patagones.

La estadía en la comisaría de esta localidad fue designada por el Comando de Operaciones Policiales, el cual se encuentra en La Plata y es el que dictamina a qué dependencia policial va cada acusado, según precisó el sitio La Brujula Digital.

Con documentación en mano, inmediatamente el personal de la DDI lo llevó hasta la calle Comodoro Martín Rivadavia 574, donde se ubica la seccional maragata.

Según pudo saber LA BRÚJULA 24, dicha alcaldía, la cual es utilizada para casos de delitos de integrantes de la fuerza, sexuales y de violencia de género, posee sólo dos celdas. Antes del arribo de Rogero ya contaba con seis internos alojados allí, todos por casos sexuales.

De esta manera, en su primera noche dentro de un calabozo, el autor del femicidio de Caballín no estuvo solo. Y recién podrá recibir visitas el martes o sábado, que son los días autorizados.

Previo al traslado, el detenido se negó a declarar ante el fiscal Jorge Viego, en la UFIJ N°5.

El caso de femicidio ocurrió en Bahía Blanca

Diego Hernán Rogero fue detenido el mismo viernes en el monoblock 3, departamento 8, de la calle Alemanes del Volga 183 -a la altura de Vieytes al 4100-, por el femicidio de Aída Rosa Caballín.

Las pruebas en su contra son contundentes. Por ejemplo, que en la camioneta que manejaba el imputado cuando ocurrió el crimen, la policía encontró sogas iguales a la que fue usada para matar a la mujer. También fueron determinantes las huellas que dejaron las ruedas en la escena del crimen.

Y hubo otro dato que fue crucial. El GPS del minibus, que evidencia el recorrido que efectuó el femicida. El mismo fue ratificado con el uso de las cámaras de monitoreo, y con algunas privadas que aportaron valiosa información a la causa.

Cabe recordar que Rogero está acusado del delito de “homicidio agravado por femicidio”, al tratarse de un ataque deliberado por su condición de mujer, en un claro caso de violencia de género.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.