Denunciaron penalmente a la pareja de Silvia V. Colque y piden su detención

Publicado el: 12 de junio de 2018 | Por:

 

Foto archivo de la conferencia ofrecida por la familia (vdmnoticias.com)

 

Beatriz Colque, madre de la joven mujer desaparecida desde hace un año, presentó una denuncia penal para que se investigue a la pareja conviviente de su hija. La mujer viajó la semana pasada desde Potosí (Bolivia) y será patrocinada por el abogado Favio Igoldi.

La presentación realizada en el marco de la causa “Vasquez Colque Silvia s/ Desaparición de Persona” ordena los hechos antes y después del 4 de junio de 2017 y plantea que hay que investigar como sospechoso de femicidio a M.T.D, según informó el portal vdmnoticias que viene siguiendo la causa desde sus inicios.

“Existen serios y concordantes indicios probatorios para atribuir a M.T.D que entre la noche del 4 de junio de 2017 y la madrugada del 5 de junio del mismo año, mediante un procedimiento que no es posible determinar ni un sitio concreto pero ubicable en la ciudad de Viedma, habría dado muerte a su pareja -conviviente- Silvia Vásquez Colque. Luego habría ocultado el cuerpo de la víctima sin que aún pueda ser encontrado”, indica el escrito presentado ante la fiscal responsable de la investigación, Paula Rodríguez Frandsen.

Entre los argumentos que fundamentan la imputación, el escrito compara dos hipótesis. Una, la que sostiene la fiscal Rodríguez Frandsen, que indica que Silvia se habría alejado voluntariamente “para radicarse en destino desconocido por todos”.

Igoldi manifiesta que “esta hipótesis aparece sumamente improbable y a esta altura del proceso irrazonable”. Es que, en el momento de desaparecer, ella estaba acompañada desde hacía una semana por su madre, Beatriz Colque, que había viajado desde Bolivia para visitarla.

De los testimonios que reconstruyen quién era Silvia, surge que la mujer amaba a su madre y a sus hijos, que no se alejaba de la ciudad sin pedir que alguien cuide de ellos, sin estar en contacto ellos, con su hermana que vive en Bolivia y con sus personas más allegadas en Viedma.

La mañana del 5 de junio de 2017, M.T.D dio dos versiones diferentes sobre el improbable destino de Silvia. primero dijo que se había ido en taxi o remise al hospital Zatti porque le dolían las heridas de arma blanca que él mismo le ocasionó en el mes de enero de ese año. Después empezó a decir que se había ido “con su macho”, en referencia a un hombre cercano a ella que vive en Buenos Aires. En los días siguientes también habría dicho que se fue a Bolivia.

En todo un año, ninguno de esos destinos se confirmó. No hay registros de ningún taxi o remise que la haya trasladado desde el barrio 30 de marzo hasta el centro. Tampoco que haya ingresado a ningún centro de salud ni que haya comprado un pasaje en colectivo para salir de la ciudad. Tampoco en tren. Migraciones indica que no salió del país y que no ingresó a Bolivia. El supuesto “macho” al que hace referencia M.T.D declaró en la causa y manifestó que perdió todo contacto con ella desde el 4 de junio.

Para el abogado de la familia Colque, estos elementos -que están en el expediente desde que comenzó la investigación- indican que “la probabilidad de una desaparición voluntaria de Silvia es imposible”. “Si fuera una alternativa investigativa sería la menos viable, probable y sí la más ilógica a esta altura de la pesquisa”, sentenció.

En ese marco de análisis, Igoldi planteó que la hipótesis más probable es la de la participación de M.T.D en el homicidio de Silvia, en un contexto de violencia de género protagonizado por un hombre celoso y posesivo que ejercía violencia física, emocional y psicológica hacia su pareja desde que vivían en Potosí, Bolivia.

En el mes de enero de 2017, el hombre le asestó dos puntazos con un arma blanca a Silvia. Por esa agresión, fue condenado por el delito de “lesiones leves agravadas por el vínculo”.

“El alto riesgo de ser víctima de una nueva agresión dio razón a la cautelar de prohibición de acercamiento de M.T.D a Silvia. Esta prohibición no fue controlada por el Estado a tal punto que para el 4 de junio de 2017 ya habían pasado varias semanas con el denunciado en casa de la víctima”, cuestiona el escrito.

Por otra parte, los informes y los testimonios sobre la relación dan cuenta de que Silvia estaba cansada de los maltratos de su pareja y tenía intenciones de irse y llevarse con ella a los tres hijos más pequeños.

La presentación judicial para que M.T.D sea detenido y acusado formalmente se basa en la “mendacidad” del hombre, en la “obstrucción” que provocó a la investigación y en un “antecedente de conducta similar”.

A pesar de sostener versiones diferentes y contradictorias sobre el destino de Silvia, a las pocas horas de su ausencia, el hombre presentó una denuncia por “abandono de hogar”. Luego, con el correr de las horas, no acudió a la justicia a denunciar la desaparición para que sea buscada.

La investigación comenzó recién un mes más tarde, por la denuncia de una amiga que no recibía respuestas de la mujer. En ese momento ya no había pertenencias de Silvia en el hogar. Ni ropa, ni una mochila que su madre afirma haber visto con los documentos de ella en su interior.

Según el testimonio de Verónica V. Colque -hermana de Silvia- hace unos años atrás, un tiempo antes de que la pareja se mudara a Viedma, hubo un episodio similar en Potosí.

La mujer desapareció por una semana y ante la consulta de la familia, el hombre dijo que se había ido con un amante a otra ciudad. Luego se verificó que había estado encerrada por él por un problema aparentemente económico.

*Por el momento preservamos la identidad del acusado para resguardar la intimidad de los 4 hijos menores de edad de la pareja.

Fuente: vdmnoticias

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.