Deniegan recurso extraordinario federal por un intento de extorsión en Cipolletti

Publicado el: 16 de mayo de 2017 | Por:

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) denegó el recurso extraordinario federal interpuesto por la defensa pública en representación de Raúl Esteban Maureira condenado a la pena de cuatro años y ocho meses de prisión por considerarlo autor del delito de extorsión en grado de tentativa.

Esa sentencia fue dictada el 17 de abril de 2015 luego del debate realizado ante la Cámara Segunda en lo Criminal de Cipolletti. En este último caso, el damnificado fue un comerciante de Cipolletti que tenía un servicio de auxilio mecánico. Según la sentencia, el imputado se comunicó telefónicamente con el hijo del comerciante e intentó extorsionarlo con el argumento de que tenía a su padre secuestrado. Pretendía que le entregara 30.000 pesos pero no logró su propósito extorsivo porque la víctima realizó la denuncia penal. Ese hecho ocurrió el 22 de mayo de 2012.

Después del fallo condenatorio la defensa interpuso una casación cuya denegatoria motivó un recurso de queja. El 27 de mayo de 2016, el STJ confirmó la sentencia de la Cámara Segunda en lo Criminal. En consecuencia la defensa pública presentó un recurso extraordinario federal, denegado este último 9 de mayo.

Consideró el STJ al momento de denegar el último recurso: “Es claro entonces que la revisión fue integral, por lo que se ha cumplido la garantía del doble conforme, a lo que se suma que los agravios sobre tales puntos se reeditan en el recurso examinado, pero sin exponer más que una simple disconformidad subjetiva con aspectos de hecho, prueba y derecho común ajenos a la instancia. Tampoco se da en autos un supuesto de arbitrariedad en los términos sentados por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que se reserva solamente la función de corregir los casos en que resulte una arbitrariedad intolerable al principio republicano de gobierno, por situaciones verdaderamente excepcionales en las que directamente no se haya aplicado la sana crítica, entendida como un método racional en la reconstrucción de un hecho pasado”.

El condenado Maureira fue juzgado y declarado reincidente por delitos de extorsión, en algunos casos cometidos mediante llamados extorsivos comúnmente denominados “secuestros virtuales”.

En mayo de 2015, la Cámara Primera en lo Criminal de Cipolletti lo condenó a seis años de prisión por quedarse con cerca de 14.000 pesos producto de una extorsión telefónica. En ese momento, ya tenía otra sentencia unificada de siete años y nueve meses de cárcel por varios robos calificados.  El 13 de agosto de 2015, el mismo Tribunal resolvió unificar las condenas en doce años de prisión, con excepción de esta última de cuatro años y ocho meses de prisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.