Consejo de la Magistratura volvió a dilatar un posible juicio político a Zágari

Publicado el: 20 de marzo de 2019 | Por:

La ex fiscal del caso Atahualpa es la más comprometida en el sumario que también se le sigue a Ricardo Falca y Carlos Reussi. Decepción por parte de la familia del joven que esperaba que se impulsara el juicio político contra los tres funcionarios judiciales.

El Consejo de la Magistratura se reunió el jueves de la semana pasada, para tratar como único tema el informe del instructor sumariante, Adrián Casadei, sobre las actuaciones de los ex fiscales Daniela Zágari y Ricardo Falca y el juez Carlos Reussi, en la investigación inicial por el asesinato de Atahualpa Martínez.

Los Consejeros se notificaron sobre un recurso de casación presentado por Zágari, lo cual volvió a dilatar una definición sobre un posible juicio político contra la ex fiscal.

En el caso del fiscal Subrogante Ricardo Falca, recomendaron que sea el Ministerio Público Fiscal quien evalúe la situación; mientras que pidieron al Superior tribunal de Justicia que meritúe si corresponde una sanción menor para el ex juez de instrucción Carlos Reussi.

Las falencias de esa investigación derivaron en que el primer juicio por el asesinato del joven viedmense fuera declarado nulo por el Superior Tribunal de Justicia y la Corte Suprema de la Nación.

Las denuncias contra los tres funcionarios judiciales en el ámbito del Consejo de la Magistratura datan del año 2015, pero el informe sumario estuvo concluido recién a finales del 2018. Los mismos consejeros habían prometido a la familia del joven que para el mes de febrero pasado resolverían si pedían el juicio político o no.

Esta una nueva dilación en el caso de Daniela Zágari causó indignación entre la familia y los amigos del joven. “Nos queda un vacío enorme, este Poder Judicial, en vez de puentes construye muros con la comunidad. Evidentemente hay algo encubierto que no sabemos de qué se trata que funciona con la cuestión política en términos legales y a su discreción. Nos vamos con las manos vacías otra vez”, dijo al término de la reunión Ricardo Vinaya, hermano de Julieta y tío de Atahualpa.

En esta oportunidad, estuvieron presentes los consejeros, por la legislatura, Leandro Lescano, Tania Lastra y Nicolás Rochas; los representantes del colegio de abogados Alejandro Montanari, Cirilo Bustamante y Sandra Eisaguirre. Por el Poder Judicial, en tanto, participaron el Presidente del Superior Tribunal de Justicia, Ricardo Apcarian, y el juez Gustavo Guerra Lavayén.

Durante el breve debate que se dio entre los Consejeros, el legislador Nicolás Rochás aseguró que, si bien coincide con la conclusión del sumariante respecto a Falca y Reussi, “acá falta gente. Se está valorando solamente la etapa de instrucción, pero hay una sentencia que fue declarada nula. Acá no se está valorando la actuación del doctor Bernardi y de otros jueces”.

 

 

 

¿Qué dice el informe sumario?

Según el sumario, al que pudo acceder En Estos días, a Daniela Zágari se le recrimina no haber dado directivas claras para resguardar la escena donde se encontró el cuerpo de Atahualapa, “la cual se encontraba superpoblada de policías y sin el debido cerco perimetral imposibilitando obtener allí prueba que pudiera ser utilizada en el proceso”.

El instructor sumariante planteó que “si bien (la fiscal) solicitó la inspección ocular del boliche Miloka, de donde desapareció Atahaualpa, no insistió con la medida habiendo tomado conocimiento que ni su subrogante por unos días, Ricardo Falca, ni el Juzgado de Instrucción, a cargo de Carlos Reussi, habían hecho caso a su requerimiento”.

También le recriminó haber demorado casi cuatro años en pedir el peritaje de una campera encontrada en un allanamiento realizado a los pocos días del asesinato del joven.

El dato de la campera es clave en el segundo juicio penal que se desarrolla en la ciudad de Viedma y que tiene como imputados a Felipe Carrasco, Cesar Eduardo Valla, y Carlos Morales Toledo.

Sobre el tema de la campera, el instructor sumariante cuestionó que Zágari “habiendo tomado conocimiento en diciembre de 2008 de que en las manchas hepáticas halladas en la campera secuestrada en el domicilio de Felipe Carrasco se observa un perfil genético mezclado, en donde el perfil mayoritario presentaría identidad con el perfil genético observado en la muestra atribuida a Atahualpa, recién el 4 de noviembre de 2011 se dispuso la medida de práctica pericial de ADN para Felipe Carrasco (el cual conocería el resultado negativo) y recién el 7 de febrero de 2012 se ordenó practicar idéntica pericial en Cesar Eduardo Valla y Carlos Morales Toledo (el cuál arroja resultado negativo)”, fundamentó en su informe.

A Ricardo Falca se le recrimina que, como subrogante de Zágari unos pocos días, no realizó la inspección ocular del Boliche Miloka, ni su allanamiento. En ese momento, el boliche era propiedad de su cuñado, Rubén Sella, pero esa coincidencia no figura en el sumario. Por esta omisión, se lo acusa de mal desempeño en sus funciones.

A Reussi, en tanto, se le reclama que, a pesar de ser el Juez de Instrucción de la causa entre los años 2008 y 2012 “no resolvió el pedido de inspección judicial del boliche”, tal como lo había solicitado Zágari, y también se le endilga mal desempeño.

El recurso de casación presentado por Daniela Zágari deberá resolverse en el plazo de 10 días hábiles como máximo. El Consejo tendría que volver a reunirse y decidir si elevan el sumario al Ministerio Público Fiscal, organismo encargado de llevar adelante una acusación durante un juicio político.

Información de: En Estos Días

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.