Condena de 11 años por abuso sexual en Allen

Publicado el: 6 de julio de 2019 | Por:

El atacante comenzó a seguirla desde la Plaza San Martín de la localidad de Allen

La fiscal del caso Belén Calarco junto al equipo de la fiscalía de delitos contra la integridad sexual solicitó que se condene a un sujeto de 21 años a la pena única de 15 años por los delitos de “robo simple, abuso sexual con acceso carnal y coacción, todo en concurso real” (Art. 164, 119 párrafo 3°, en función del 1ero., 149 bis, párrafo 2°, 55 y 45 del Código Penal).

Tal como pudo probar la fiscalía durante el debate oral a través de la prueba pericial y de los testigos, los hechos ocurrieron “el 21 de enero de 2018, a la noche, oportunidad en que la denunciante se encontraba en la Plaza San Martín de Allen, cuando vio pasar a un hombre que la miraba de manera extraña. Ante ello la joven se retiró del lugar, cruzó hacia la iglesia, comenzó a acelerar el paso al darse cuenta que el hombre venía tras ella”.

“De pronto la tomó del cuello y le apoyó algo en la espalda mientras le decía: ´quedate tranquila, no hagas nada… no grites porque no me importa nada´. La hizo caminar hasta el ingreso del Colegio Santa Catalina donde le exigió que le entregara todo lo que tenía. La víctima le dio $400 y un celular”, describió Calarco.

Seguido a ello, “el hombre abusó de la joven mientras ella gritaba, tras lo cual la volvió a amenazar, ocasionando temor a la víctima, y momento en que pasó un patrullero, y el imputado se dio a la fuga”.

Entre la prueba presentada por la representante del Ministerio Público Fiscal se encuentra la denuncia penal de la víctima, el reporte policial, las constancias remitidas por el Hospital de Allen respecto de la atención a la víctima.

Además del informe de la Oficina de Investigación de Telecomunicaciones (OITEL) respecto de titularidad, el listado llamadas, todo ello de la línea sustraída.

En la correspondiente audiencia de cesura, la fiscal enunció los informes del Registro Nacional de Reincidentes entre otras pruebas, evidenciando que el sujeto se encuentra cumpliendo una condena por el delito de “ robo agravado por el uso de arma blanca”, con una pena de 5 años.

“Teniendo presente ello es que solicito una pena única, comprensiva de los dos legajos, de 15 años de prisión preventiva”, dijo Calarco.

Por su parte, la defensora pública penal Mariana Serra mencionó que pese a haber presentando un recurso de impugnación, de manera subsidiaria pidió una pena de 7 años por el delito actual, y una única de 11.

Finalmente, el Tribunal compuesto por los jueces Oscar Gatti, Emilio Stadler y Natalia Gonzalez condenaron al sujeto tal lo solicitado por la fiscalía, es decir a la pena de 11 años de prisión más las accesorias legales y al pago de las costas del proceso atento resultar perdidoso, resultando una pena única de 15.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.