Comenzó el juicio por el homicidio de Leonardo Guzman en El Arroyón

Publicado el: 3 de mayo de 2018 | Por:

Con los alegatos de apertura expuestos ayer, se dio inicio a la primer jornada del debate oral y público en el cual se encuentran cinco personas acusadas de participar en el crimen del que resultara víctima Leonardo Guzman, ocurrido en junio de 2017 en un local bailable del paraje El Arroyón. Uno ellos es señalado por la acusación como autor material, dos como partícipes primarios y los dos restantes como partícipes secundarios.
Del juicio participan por la acusación el fiscal Martín Pezzetta y el querellante particular, Pablo Barrionuevo. La defensa del hombre acusado como autor material del crimen está representada por el abogado particular Carlos Vila Llanos, mientras que la defensora oficial Silvana Ayenao es quien asesora a los restantes imputados.
El Tribunal por su parte, está integrado por los jueces César Gutierrez Elcaraz, Sonia Martín y Laura González Vitale.
Según mencionó Pezzetta al inicio de la audiencia, el hecho que se ventilará durante el debate ocurrió dentro del boliche “Mirtha Bailable”, ubicado en el paraje El Arroyón, en cercanías de la ciudad de Cinco Saltos el pasado 29 de junio de 2017.
Según explicó el fiscal, en el lugar se encontraban los cinco imputados y la víctima junto a su hermano quienes mantenían una rivalidad por conflictos suscitados en el pasado. En esas circunstancias el principal acusado habría agredido con una daga de unos 30 centímetros a Guzman provocándole la muerte por una herida en la zona del tórax.
El fiscal agregó que dos hermanos de la víctima tuvieron una participación necesaria en el crimen puesto que mediante golpes que propinaron al hermano de la víctima – quien se encontraba en el local bailable – impidieron que pudiera defenderlo de la agresión o auxiliarlo inmediatamente después de ser herido con el arma blanca.
Los restantes acusados también son hermanos del señalado como autor del crimen, sin embargo, su participación sería de tipo secundaria y se limitaría a haber auxiliado al agresor para que pudiera abandonar el lugar y esconder la daga con la cual habría provocado la muerte de Guzman.
Por su parte, el defensor Carlos Vila Llanos señaló que su trabajo consistirá en comprobar que el ataque sobre la víctima fue perpetraba por otra persona que se encontraba en el lugar pero que no había sido llevada a juicio.
La defensora Ayenao señaló que buscará demostrar que sus defendidos no tuvieron participación en el crimen.
A este respecto la abogada aceptó que sus tutelados asistieron esa noche al boliche pero que sólo estaban disfrutando un momento en familia. “Un grado de participación requiere no sólo una presencia en el lugar, sino también una participación real y el tener en la ejecución del resultado del ilícito una autoría o coautoría”, aseveró.
Finalizados las exposiciónes de las partes comenzó al ronda de testigos. La primer citada fue la propietaria del local bailable quien depuso sobre lo que pudo observar esa noche y señaló un conflicto que se habría suscitado entre Guzman y el acusado el 1 de mayo de 2017 en su local. Según mencionó la mujer, el imputado en esa circunstancia habría proferido fuertes amenazas en contra de la víctima.
Por otro lado, señaló que el acusado solía frecuentar el lugar con una daga de importantes dimensiones y que habitualmente le entregaba previo a ingresar al local comercial. Sin embargo, recordó que esa noche, el hombre no le entregó el arma blanca aunque después de la agresión observó al acusada con la daga entre sus manos.
A preguntas de la fiscalía, la mujer mencionó que también observó a otro hombre que se encontraba en la zona de los baños con un cuchillo pero describió que el mismo era de escasas dimensiones.
El debate oral y público continuará mañana a partir de las 08:30 y se tiene previsto realizar las siguientes jornadas los días 7 y 9 de mayo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.