Comenzó el juicio por el crimen de Martinez Parra en Fernández Oro

Publicado el: 20 de abril de 2017 | Por:

 

Con las declaraciones de cuatro testigos, comenzó hoy el debate por el crimen del que resultara víctima Juan Antonio Martínez Parra, ocurrido en Fernández Oro en septiembre de 2015. El único imputado es un joven de 25 años de edad a quien se considera el autor material de lo ocurrido.

 

De la audiencia de hoy, celebrada ante la Cámara Primera en lo Criminal, participaron los mencionados testigos aportados por la fiscalía, que se encontró representada por los fiscales Marcelo Gomez y Eugenia Vallejos.  Justamente, el juicio comenzó con la lectura del hecho fijado por el Ministerio Público Fiscal, que estuvo a cargo de Gomez.

 

Además, participaron de la audiencia la querella, representada por Graciela Demiz y Oscar Nivella y la defensa que estuvo a cargo  del defensor particular, Pablo Barrionuevo.

 

Entre los testigos que participaron hoy, se encontraban una de las nietas de la víctima que hacía trabajos de limpieza en la casa de su abuelo y la pareja de esta mujer. Ellos mencionaron que al llegar a la vivienda donde residía Martínez Parra el sábado 3 de octubre de 2015, no encontraron a su abuelo y que observaron manchas de sangre en el interior de la casa. Preocupados, lo buscaron por distintos lugares de Fernández Oro para posteriormente radicar una denuncia en sede policial informando su desaparición.

 

Por otro lado, declararon también un hombre que era empleador de la víctima y un inquilino de Martínez Parra, quien compartía el predio de viviendas con la víctima y el acusado, también inquilino del hombre fallecido.

 

En sendas audiencias que se sucederán en los próximas semanas, la fiscalía buscará probar la hipótesis acusadora que se basa en que el imputado, entre fines de septiembre y principios de octubre del 2015, atacó a Martínez Parra mientras se encontraba durmiendo en su domicilio de calle Lucinda Larrosa al 400 de Fernández Oro.

 

En esas circunstancias, el joven agredió al hombre mayor golpeándolo en su cabeza con un martillo dejándolo sin ningún tipo de defensa posible. Inmediatamente después de esto, tomó un arma blanca e hirió gravemente a la víctima en la zona del pecho y abdomen, heridas que posteriormente desencadenaron en su deceso.

 

Una vez realizado lo anterior y a fin de ocultar el cuerpo, el acusado seccionó los restos para luego esconderlos entre la medianera del domicilio y la medianera del predio adyacente.  El acusado habría realizado todo lo anterior  -siguiendo la hipótesis fiscal –  con la intención de sustraer certificados de cobro bancario y el documento nacional de identidad de Martinez Parra, que posteriormente le fueron secuestrados al imputado.

 

En cuanto a la calificación legal que la fiscalía entendió que se encuadra el hecho, es la de homicidio doblemente agravado por alevosía y por haber sido cometido criminis causa. Asimismo, se aclara que la pena que prevé este tipo de hechos es la de prisión perpetua.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.