Cipolletti: Pretendió cancelar la deuda con cheques sin fondo y fue condenada

Publicado el: 1 de diciembre de 2018 | Por:

La jueza civil de Cipolletti Soledad Peruzzi hizo lugar a la demanda promovida por una Sociedad de Responsabilidad Limitada que se dedica a vender maquinaria industrial.

ZMG Argentina S.R.L consignó que le vendió a una clienta, el 26 de noviembre de 2015, un equipo de trituración para instalar una cantera compuesto por una zaranda vibratoria, una cinta transportadora y una tolva.

La clienta abonó una primera entrega de 139.358 pesos y se comprometió a cancelar la deuda en 12 cheques de 35.266 pesos. Los 10 primeros se acreditaron en forma normal y oportuna pero los últimos dos fueron rechazados por no contar la cuenta con fondos suficientes.

En agosto de 2017 la empresa envió una carta documento a la clienta intimándola al pago, pero la misiva no fue contestada. Frente a la negativa se la citó a mediación, aunque tampoco se presentó.

Entonces la firma inició un juicio civil ordinario. Durante el trámite la persona también fue citada y no se presentó. Entonces la jueza aseveró que se trataba de una cuestión de puro derecho y analizó las pruebas presentadas.

Finalmente resolvió condenar a la clienta a abonar la suma de 133.295 pesos más intereses. El fallo aún no está firme porque puede ser apelado por las partes.

Dice la sentencia: Tal conducta contumaz frente al reclamo que se le efectúa, adquiere relevancia al tiempo de analizar el incumplimiento argumentado en la demanda; pues trae como consecuencia que serán tenidos por ciertos, y por recibida y reconocida la instrumental adjuntada, salvo prueba en contrario (art. 60 CPCC y 356 inc 1 del CPCPC). Es así que aparecen como suficientemente comprobados el vínculo que unió al actor con la demandada (facturas originales de la compraventa) y los cheques rechazados. En la especie, ante la falta de pago denunciada por el actor, nada obsta a tener por cierto el reclamo que se articula por esta acción. No se evidencia, de acuerdo a la plataforma traída a autos, ninguna acción por parte de la demandada rebelde que este destinada a demostrar algún intento de cumplimiento. Destaco que está comprobado su requerimiento, a merced de la carta documento acompañada cuyo recibo de entrega obran a la vista, estando ambos depositados en la caja fuerte del tribunal y con los originales de los cheques rechazados. Que, no existiendo controversia planteada, ni desconocimiento de la documental, y mediando las presunciones legales; corresponde sin más tener por acreditada la existencia de la deuda, y la pertinencia de la acción; obligando a la parte demanda a pagar la suma de $ 70.452, la que deberá ser actualizada de acuerdo a la tasa judicial que corresponde aplicar en la Provincia, desde que debieron ser abonados hasta la fecha de la presente sentencia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.