Bahía Blanca: allanamientos por asociación ilícita que involucra a un policía

Publicado el: 5 de julio de 2020 | Por:

En la jornada del sábado se realizaron 9 allanamientos y 3 detenciones, diligencias que se hicieron junto a Policía Federal y policía de Bahía Blanca.

De los nueve allanamientos, tres de ellos, tienen que ver con una causa por asociación ilícita, hechos que se refieren a una organización que sería liderada por un policía que planificaba y hacía ejecutar por terceros robos violentos a mano armada; en tanto que los seis procedimientos restantes y otras detenciones tienen como motivo el tráfico de cocaína y otras sustancias.

Además se investiga que dos de los imputados de narcotráfico, también están acusados como autores de los robos violentos.

Los allanamientos y detenciones por asociación ilícita fueron dispuestos por el Juzgado de Garantías N° 3 a cargo de la doctora Susana Calcinelli y los de narcotráfico por el Juez a cargo del Juzgado de Garantías N° 2, doctor Guillemor Gastón Mércuri.

Todas las causas tuvieron origen en noviembre de 2019. Se llega a los 9 allanamientos y las detenciones a partir del cruce de información entre distintas causas de narcotráfico y de robos, es decir, la información que condujo a las diligencias surgió de la combinación de causas y datos provenientes de la Unidad Fiscal de Estupefacientes (a cargo del doctor Mauricio del Cero), de la Unidad Fiscal de Delitos Complejos (que subroga el mismo fiscal) y de la Unidad Fiscal de Robos con Armas, a cargo del doctor Diego Conti.

Se trata de una organización presuntamente liderada por el Sub-Teniente Carlos Octavio Meneses, quien hasta hace poco tiempo prestaba servicios en el Comando Patrullas en la jurisdicción de la Comisaría Quinta y se lo acusa de la planificación junto con su nexo directo Daniel Pedro Silva Beroisa para robar a mano armada, aportándole la logística y el suministro de armas, municiones, chalecos, handy´s, etc. en los hechos que se planificaban.

Se sospecha que “liberaría zonas” cuando la víctima se domiciliaba en el sector que él tendría asignado para recorrer; o bien, que como conocía el recorrido de los móviles policiales asignados a cierta cuadrícula y al manejar esa información brindaría, de esa forma, cobertura en horarios en los que sabría que los móviles no pasarían por el lugar a asaltar.

Incluso, en algunos casos, se llegaría a ocupar de seleccionar al chofer del auto para la huida de la banda de la escena criminal.

Dice la resolución judicial que dispuso la detención: “El rol que cabe asignarle al imputado Meneses, consite en desarrollar la planificación y selección de los objetivos sobre los que habrá de desplegarse la actividad criminal, tareas de logística e inteligencia, suministro de armas, chalecos, handy´s, radios y demás elementos necesarios para la comisión de los hechos planificados”; “asegurar la protección liberación y/o cobertura de la zona en la que habrían de ejecutarse las operaciones criminales”. Agregando que: “Incluso, en reiteradas oportunidades, es quien aportaría el sujeto que cumpliría las veces de chofer de la banda integrada por Silva y sus colaboradores, tanto para el desarrollo de las tareas investigativas como facilitar su huida de la escena criminal. Asimismo, el nombrado cumpliría el rol de cabecilla de la organización ilícita investigada…”.

Otro de los integrantes, además de su rol de nexo directo con Meneses, se ocuparía de ejecutar los robos, tomando la voz de mando de la banda a mano armada, seleccionado quiénes la integrarían, el campana, en ocasiones el chofer). Este sujeto -prófugo aún- aparece como el más comprometido, porque no solo está acusado en la asociación ilícita por los robos (y detenido por ello), sino que aparece seriamente implicado en el tráfico de cocaína (causa en la que también se le decretó su detención), junto a los restantes detenidos por comercialización de estupefacientes.

Las diligencias ejecutadas por la Unidad Táctica de Intervención Federal (UTIF) y Policía Federal Bahía Blanca se realizaron en la causa por Asociación Ilícita: se llevaron a cabo en una vivienda ubicada en el “KM 5”, ubicado en la calle Petrona Aguilar s/n (Barrio Los Chañares), a pocos metros de la Ruta Nº 35, domicilio de Carlos Octavio Meneses y en calle Facundo Quiroga Nº 181 de Bahía Blanca , domicilio alternativo de Meneses.

También se allanaron los domicilios de Santa Cruz 5326 en Villa Bordeu, Neuquén 1760, Enrique Julio 2229, Pronsato 2520, Segunda Santa Cruz 2576, Zelarrayán 2502, Atahualpa Yupanqui 360.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.