¿Avanza polémica causa por narcotráfico en Patagones?

Publicado el: 2 de mayo de 2020 | Por:

El sábado 4 de abril, en el marco de una recorrida por prevención en el contexto del aislamiento social, preventivo y obligatorio se detuvo a una pareja que circulaba en un Fiat Uno blanco. El nerviosismo del conductor hizo que la policía lo requise. Le encontraron envoltorios con cocaína. Una vez detenido en la Estación Comunal, comenzarían los rumores que involucran a un policía, hijo de un funcionario municipal.

La requisitoria de la Policía Federal en el edificio policial

R fue alojado en la celda de la Estación Comunal donde días antes habían encerrado a A.C. El nerviosismo y la desesperación sobre el joven no tardarían en hacer mella y en pocas horas comenzaría a pedir por una persona a través de su apodo. “Traigan al Toti, sino canto todo”, habría expresado el joven detenido con droga en su poder y un auto supuestamente “prestado”.

El parte de prensa policial de ese día indicaba que “personal de la Estación Comunal Patagones realizaba una recorrida preventiva en el marco de la emergencia sanitaria por pandemia Covid-19. Al llegar a la intersección de Mascarello y Suipacha de Patagones, los efectivos observaron un vehículo Fiat Uno que transitaba por el lugar, conducido por un joven de 30 años, acompañado por una chica de 21, ambos de Carmen de Patagones. Al ser interceptados y consultados su presencia en el lugar, las dos personas no pudieron justificar su circulación en el marco del aislamiento obligatorio”.

“Los oficiales denotaron nerviosismo de parte del conductor del rodado, procediendo a requisarlo, y en este acto se encontraron con que el hombre ocultaba 10 bochas de nylon con cocaína, mientras que a la mujer se le encontró un envoltorio de marihuana. El resultado total del secuestro en la detención fue de 7,1 gramos de cocaína y 0,7 de marihuana”, según la información oficial de la policía.

“Luego de ser trasladados a la comisaria, la Fiscalía de Drogas de la ciudad de Bahía Blanca dispuso en forma inmediata allanamiento para el domicilio del hombre de 30 años, donde se encontraron diversos celulares, chips y 3,7 gramos de marihuana, demás elementos de interés para la causa. El hombre quedó detenido en la estación comunal de Patagones”, esa fue toda la información oficial del caso en un principio, después habría que indagar para sacar palabras de cada referente de seguridad.

El rumor que el auto secuestrado sería de un policía de la fuerza policial de Patagones comenzó a cobrar fuerza y horas después se confirmó esa versión, pero sin dar muchas precisiones. Puertas adentro de la fuerza el malestar se incrementaba por la posibilidad que un policía esté involucrado en una causa de narcotráfico.

Información a cuenta gotas

Desde adentro de las filas policiales se confirmó que el auto era de un policía y que se investigaba el vínculo con la persona detenida. Para la policía todo dependía de la justicia y de la investigación que lleva adelante el Fiscal, Mauricio del Cero, quien con un movimiento ajedrecístico traslado a la Policía Federal hasta la propia Estación Comunal, lo que generó para la comunidad muchas más preguntas sobre el tema.  La respuesta oficial no tardó en llegar y quienes hablaron del tema mencionaron la palabra “requisitoria” por parte de la Federal para con la Comunal.

 “Había una situación en la que se comunicaba que había un celular determinado, que era de una persona y en realidad era de otra”, intentó explicar el Subsecretario de Seguridad de la municipalidad de Patagones, Sandro Pino en FM de la Costa, sobre el procedimiento de la Federal.

Entre idas y vueltas en una nota a FM de la Costa, el funcionario de la cartera de seguridad confirmó que el policía sospechado era familiar de una persona que trabaja en el municipio. También, en esa nota dejo en claro el apartamiento del policía de la fuerza policial, quien ya no prestaría más funciones en el Distrito.

En la misma semana que se sucedieron las declaraciones del Subsecretario de Seguridad, se produjo la llegada a Patagones del ministro de Seguridad, Sergio Berni a quien en conferencia de prensa se le consultó sobre el caso y la respuesta fue tajante como para no dar margen a repreguntas: “lo está investigando la justicia”, refirió en una conferencia en el contexto de las normativas por el COVID-19.

La justicia es para el pobre, pero para ellos no”

Días después, en el contexto de una nota a Alejandro Contreras, ciudadano de Carmen de Patagones detenido en la cárcel de Villa Floresta, Bahía Blanca, por una causa de tenencia simple, también hizo referencia al tema:

¿tiene participación directa el policía con el caso?, ¿recae alguna responsabilidad sobre él?, ¿es víctima de una situación indeseada por haber prestado el auto?, esas respuestas las tiene el Fiscal Mauricio del Cero, quien ante los pedidos de la prensa viene solicitando tiempo para avanzar en la investigación que marcha con los plazos que el COVID-19 permite, ya que hay pericias que todavía no se pudieron realizar, ordenes de detenciones que concretar y averiguaciones que se están llevando a cabo en Patagones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.