Analizaron la situación de las 20 mujeres privadas de la libertad en Río Negro

Publicado el: 22 de mayo de 2017 | Por:

Se realizó en el Poder Judicial un encuentro de trabajo para evaluar la situación de las 20 mujeres que cumplen condena en Río Negro.

Estuvieron presentes la jueza del Superior Tribunal de Justicia y titular de la Oficina de Género, Adriana Zaratiegui, la coordinadora del área, Beatriz Mosqueira, el Secretario de Justicia, Marcelo Esteves; el Comisario Cristian Villagra, Sub Director General del SPP y el Lic. Fabián de la Guarda, Director de Instituto de Asistencia a Presos y Liberados.

Se trataron los lineamientos del proyecto Premura, cuyo objetivo es abordar diversas situaciones respecto de cada una de las mujeres privadas de la libertad en Río Negro; para la promoción de la implementación y el desarrollo de las Reglas de Bangkok en su tratamiento penitenciario.

En Río Negro de las 20 mujeres privadas de la libertad; siete están con prisión domiciliaria y en los penales hay tres en Cipolletti, cuatro en General Roca y dos en Viedma. Además, hay cuatro mujeres con libertad asistida, que cumplieron su condena y están reinsertándose en la comunidad.

En Río Negro no existen cárceles de mujeres y por lo tanto están albergadas en instalaciones pensadas, administradas y destinadas a varones, que no tienen en cuenta sus necesidades específicas.

La Oficina de Género realiza un abordaje interinstitucional, articulando con los Defensores Oficiales, el Instituto de presos y liberados de Río Negro (IAPL), el Sistema Penitenciario, la Secretaría de Seguridad, y otros organismos a fines; con el objetivo de acompañar, los procesos de re vinculación familiar de estas mujeres, gestionar recursos que permitan elaborar y sostener un proyecto de vida extramuros, y su consecuente reinserción en la sociedad.

Para la OG, poner en funcionamiento estas políticas públicas de manera transversal e interinstitucional, resulta trascendente ya que ingresan al sistema penitenciario en una situación de desigualdad estructural que con la condena se profundiza, por la estigmatización que padecen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.