Alegatos en la causa Collueque: La querella pidió 25 años de prisión efectiva

Publicado el: 15 de marzo de 2018 | Por:

Se realizó la audiencia de alegatos en la causa que se juzga a Facundo Sánchez por el crimen de Emilio Collueque. La querella solicitó la pena perpetua, mientras que para Fiscalía debería darle 10 años de cárcel. La defensa del imputado pidió 8 años.

Un momento muy angustiante, se vivió cuando la querella anuncio que Teresa, madre de Emilio Collueque, quería decir unas palabras. El tribunal accedió y Teresa, con gran entereza, se dirigió directamente a Sánchez para preguntarle, con la voz quebrada, ¿Por qué mato a Emilio?

Le pregunto qué problema tenía con su hijo, las razones por las cuales había tomado la decisión de matarlo y le hizo saber que había desarmado una familia. Sanchez pidió contestarle a la mamá de Emilio y manifestó su arrepentimiento pidiendo perdón, aclarando que no quiso hacerlo.

En la instancia de alegatos, la Fiscal, Paula Rodriguez Frandsen, limitó su alegato a hacer saber al tribunal, que Sánchez no contaba con antecedentes penales y que tenía una buena conducta en el Complejo Penal donde se encuentra alojado desde el hecho.  También señalo que el hecho se dio en el marco de una “pelea”, como queriendo exponer que la agresión sucedió por una pelea callejera.

Frandsen solicitó la pena de 10 años de prisión, sin hacer mención a las circunstancias agravantes como la acusación esperaba.

Luego, alego Vivas por la parte querellante expuso que “para el debate por la cantidad de años que debería pasar Sánchez en prisión, hay que tener en cuenta, las circunstancias agravantes y atenuantes que indica nuestro Código Penal de la Nación en los artículos 40, 41 y concordantes. No advertimos circunstancias de atenuación. Si bien sabemos que Sánchez no contaba, al momento del homicidio, con antecedentes penales; recordemos que lo que se juzga es el ACTO en sí y NO al autor en su calidad de persona”, argumentó la doctora Vivas.

La abogada de Teresa Collueque dejo en claro que Sánchez tuvo intenciones de matar a Emilio desde el momento en que un amigo en común de ambos jóvenes los presentó. Desde las 00 horas, hasta las 9 de la mañana el acusado preguntó en varias oportunidades por Emilio expresando a otras personas que lo iba a matar. Eso fue lo que sucedió alrededor de las 9 de la mañana de aquel 1 de enero de 2017.

Una vez cometido el crimen, según alegó Vivas, Sánchez salió del lugar como celebrando el ataque y después de sacarse una selfie con el menor que lo acompañaba le pidió que se saque la remera y caminaron juntos por varias cuadras hasta que la policía logró detenerlos. En ese momento, Sánchez señaló que el autor del crimen había sido el menor de edad que lo acompañaba queriendo despegarse del crimen.

Para Vivas, Sánchez tuvo intención de terminar con la vida de Emilio y eso es lo que pretende que se juzgue al momento de definir la pena para que se cumpla en la cárcel, por lo que solicitó 25 años de prisión de cumplimiento efectivo.

Por último, el abogado del imputado, Hugo Lapadat, manifestó “lo difícil que era realizar la defensa luego de las palabras de la madre de la víctima. Para sorpresa de todos, se adhirió a lo dicho por la Fiscalía, pidiendo la pena de 8 años de prisión, la mínima en el Código Penal para el delito que se pretende se haga justicia.

El Tribunal está compuesto por los jueces Guillermo Bustamante, Juan Martín Brussino Kain y Adrián Dvorzak. La sentencia se conocerá durante los primeros días de la semana próxima.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.