Acusan de robo agravado a dos personas que aseguran haber ido a comprar drogas  

Publicado el: 8 de febrero de 2018 | Por:

Una audiencia realizada este miércoles en Viedma generó una investigación que debe concretarse en el lapso de 20 días. Desde la Fiscalía deben demostrar que los imputados son los autores de un robo agravado, desde la Defensa aducen que fueron a comprar drogas y tras una pelea quedaron detenidos.

La causa comenzó en la noche del lunes en el barrio IPPV y la víctima había denunciado que tres personas ingresaron a su casa armados con intenciones de robo. Dos de los imputados que fueron detenidos, reconocieron en la audiencia que se acercaron a ese lugar a comprar drogas.

La versión del supuesto damnificado brindada a la policía refiere que una persona se acercó a su casa alrededor de las 22 horas a pedirle ropa, por lo que al entrar a su propiedad para ver qué prendas tenía para dar se metieron tres personas, una con el rostro descubierto e identificado como Fabricio Colman. “Hay una contradicción respecto a la persona que le pidió ropa, porque si esa persona estaba con el rostro descubierto se hubiese dado cuenta de un principio si era o no Colman”, refirió el abogado Cirilo Bustamante en la audiencia.

Otro punto reflejado por la defensa del imputado es que en la declaración de la víctima se mencionó que había tres armas, pero no se había encontrado ninguno de esos elementos considerando que hay dos detenidos, hasta el otro día que apareció un arma en la calle Guido.

“La versión del denunciante se contradice con la de un familiar, ya que se declaró que entraron tres hombres a la casa, pero el familiar expresó que escuchó a la víctima discutiendo en la vereda con otra persona”, expresó Bustamante.

Tras la detención de Colman la policía inspeccionó la casa del damnificado y encontró 30 mil pesos y un frasco de marihuana, elementos que evidentemente no fueron llevados por los asaltantes.

“La víctima dice que le robaron 5 mil pesos del pantalón que no aparecen por ningún lado y nadie sabe quién se llevó el dinero”, puntualizó Bustamante quien manifestó que “se trata de un problema entre Colman y el denunciante”.

En la audiencia, desde la parte defensora de Colman se reflejó que se trató de un problema de consumidores de estupefacientes con quien vende esas drogas, que también tiene una causa en la Justicia Federal.

Un pedido solicitado por Bustamante sobre el seguimiento del GPS de Colman, quien se encuentra imputado en la causa del incendio en el Poder Judicial, refleja que el día del hecho Fabricio Colman tuvo encendido el aparato todo el tiempo sin ningún tipo de problemas. “Va a ir a cometer un robo a mano armada con ese aparato puesto”, se preguntó el abogado en la audiencia.

Por otra parte, el juez Dvorzack tuvo por comprobado que no existe peligro de fuga de Fabricio Colman, ya que se presentó un testigo que es el Coordinador de la Fiesta de la Soberanía Patagónica que aseguró que el imputado realizaba trámites para poner un puesto de venta de alimentos. El juez consideró que existe riesgo procesal, por lo que consideró conveniente dictarle 20 días de prisión preventiva a Colman.

Qué fundamentó la Fiscalía

El Fiscal Guillermo González Sacco formuló cargos contra dos hombres por el delito de robo agravado por el uso de arma de fuego apta para disparo y por haberse producido en poblado y en banda.

A ambos les atribuyó haber sido quienes el día lunes en horas de la noche ingresaron, junto a un tercer hombre, a un domicilio particular y una vez adentro amedrentaron y golpearon con armas de fuego, patadas y golpes de puño a su propietario, a quien redujeron atándolo. Cuando la víctima logró desatarse, uno de los imputados volvió a agredirlo golpeándolo en la cabeza con el arma.

El hecho fue advertido por agentes policiales, quienes lograron detener a dos de ellos, el tercero en cambio pudo escaparse apropiándose de este modo de 5.000 pesos propiedad de la víctima.

Sostuvo su acusación con diversa prueba entre ella el relato de la víctima, las declaraciones de los agentes policiales que concurrieron y lograron la aprehensión de los imputados, informes de criminalística y diversos documentos.

Ambos imputados, representados legalmente por los abogados Armando Salazar y Cirilo Bustamante dieron su versión de los hechos ante el juez Adrián Dvorzak quien dio por formulados los cargos y destacó que las tres versiones requerirán de la consecuente prueba.

El Fiscal solicitó la prisión preventiva de ambos acusados por el término de 30 días destacando que cuentan con antecedentes penales. Uno de ellos cumplió una condena y el otro está monitoreado con pulsera electrónica por la causa de la quema del edificio del poder judicial.

Agregó además que resta profundizarse la investigación y tomar testimoniales a testigos y víctimas, versiones que deben resguardarse. Faltan realizar también ruedas de reconocimiento e incluso repetir la pericia sobre el arma y finalizó diciendo que hay un tercer implicado que se dio a la fuga.

“El dejar en libertad a estas personas afectaría la investigación notablemente”, dijo González Sacco y agregó, en relación a quien tiene una pulsera electrónica, que “no está en condiciones de respetar una medida cautelar menos gravosa”.

La defensa de ambos se opuso a su turno a la medida cautelar solicitada, aunque el juez Dvorzak dispuso que, para proteger la investigación en curso, ambos hombres cumplan 20 días de prisión preventiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.