Condenado por homicidio no podrá salir por irregularidades en el acta que confeccionó el penal

Publicado el: 14 de julio de 2019 | Por:

La fiscal Rita Lucia señaló que las actas son documentos públicos y no pueden ser adulteradas sin ser salvadas, de lo contrario pierden credibilidad y fuerza legal.

Un tribunal de revisión de Cipolletti confirmó la decisión del juez de ejecución que declaró nula el acta del Consejo Correccional del Establecimiento de Ejecución Penal N°2 de Roca. Se advirtió que los informes tenían corregidas las fechas con lapicera. En el documento se propiciaba una ampliación horaria para las salidas transitorias de Pablo Rojas, que fue condenado a 14 años por un homicidio.

“Tal como señaló la fiscal Rita Lucia las actas son documentos públicos y no pueden ser adulteradas sin ser salvadas, de lo contrario pierden credibilidad y fuerza legal. Quienes suscriben los informes son funcionarios públicos y deben saber cuáles son sus obligaciones, sobre todo en un tema tan sensible como este. Además deben ser anteriores a la reunión del Consejo Correccional. De acuerdo a la ley, el Consejo debería reunirse y discutir con las distintas áreas para llegar a una conclusión. De lo contrario se desnaturalizan algunos institutos”, destacó la jueza Alejandra Berenguer en su voto. La magistrada presidió el tribunal que integraron sus colegas los jueces María Florencia Caruso y Guillermo Baquero Lazcano.

Las irregularidades en el acta ya habían sido advertidas por la fiscal Rita Lucia y por ello el juez de ejecución Lucas Lizzi dictó la nulidad. La defensa pidió la revisión y alegó que había sido un “error de tipeo”.

Sobre la base de los informes de las distintas áreas que tenían las fechas corregidas se elaboró el acta con las conclusiones. Allí el Consejo Correccional había propiciado una ampliación horaria para que Pablo Rojas pudiera gozar de una salida transitoria y así visitar a su familia.

En 2013, Pablo Sebastián Rojas fue condenado a 14 años de prisión por los delitos de portación ilegítima de arma de fuego de uso civil y homicidio simple agravado por el uso de arma. La víctima fue el joven Otto Gutiérrez y el hecho ocurrió en el barrio Anai Mapu de Cipolletti en 2011. Rojas agotará su condena en 2025.

La jueza Berenguer resolvió también que se debe dar intervención a la dirección del Servicio Penitenciario Provincial para sanear irregularidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.